Natura xilocae

Journal of observation, study and conservation of Nature Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal de l'observation, l'étude et la conservation de la nature et des Terres de Jiloca Gallocanta (Aragon) / Journal der Beobachtung, Erforschung und Erhaltung der Natur und der Lands Jiloca Gallocanta (Aragon) / Gazzetta di osservazione, lo studio e la conservazione della natura e Terre Jiloca Gallocanta (Aragona) / Jornal de observação, estudo e conservação da Natureza e Jiloca Terras Gallocanta (Aragão)

miércoles, 4 de octubre de 2017

PROSPECCIONES DE MOLUSCOS EN EL RÍO JILOCA A SU PASO POR CALAMOCHA

Los moluscos pertenecientes a la clase Gastropoda (gasterópodos) pueden encontrarse en todo tipo de ambientes acuáticos, tanto marinos como continentales. En el valle del Ebro se conocen 13 familias de gasterópodos acuáticos, ocupando tanto los tramos medios y bajos de los ríos como otros ambientes continentales de agua dulce y con ciertas concentraciones en sales.

Hace cuatro años, una tarde navideña, el naturalista Ramón Álvarez vino a Calamocha a orientarnos en la metodología del estudio que realizaron un grupo de estudiantes sobre la especie de caracol acuático Pseudamnicola hinzi (actualmente denominada Corrosella hinzi), en la población del manantial del Parque Municipal de la Huerta Grande. Y de paso, estuvimos recorriendo y muestreando el tramo de río comprendido entre la Fábrica de Mantas y la Fuente del Bosque.


La identificación de numerosas especies de moluscos es muy problemática. Y, al mismo tiempo, conforme se incrementa su estudio, los especialistas proponen nuevas especies a partir de poblaciones locales que presentan singularidades en sus rasgos anatómicos. En cualquier caso, la aplicación de los estudios genéticos y bioquímicos ha abierto unas posibilidades inéditas para caracterizar y describir nuevas especies, o para hacer una revisión taxonómica de las especies ya definidas agrupando en una misma las que se consideraban varias.

Algunas muestras de caracoles acuáticos de otra especie distinta a C. hinzi, enviadas por nuestro amigo Ramón a la malacóloga Diana Delicado (cuando esta realizaba su tesis doctoral en el Museo Nacional de Ciencias Naturales-CSIC), han resultado problemáticas en su determinación por presentar diferencias con respecto a la especie que inicialmente se pensaba que era, hegemónica en el valle del Ebro. Podría tratarse de otra especie de las ya definidas para la península Ibérica o incluso de una especie no descrita anteriormente. Por ello, se ha solicitado más material para realizar más análisis anatómicos y moleculares. 


El pasado agosto volvió de nuevo Ramón Álvarez, esta vez acompañado por Cristóbal Rubio de la empresa Paleoymás, a muestrear de nuevo la fauna de moluscos fluviales del Jiloca calamochino, con los pertinentes permisos concedidos desde la Administración. Es un muestreo en el que colabora la Fundación San Roque, entidad que proyecta un ambicioso plan de restauración de las riberas del río Jiloca a su paso por el núcleo urbano de Calamocha que, además de favorecer el uso público se integre la conservación del ecosistema, integrando la riqueza biológica que atesora.


La población de la especie que están muestreando es muy numerosa en este tramo del río. Coloniza los sustratos rocosos, preferentemente, evitando las zonas de corrientes lentas y depósitos de limos, tan comunes en las tablas del río. Comenta Ramón que, por razones de ética científica, por el momento no es posible dar datos precisos sobre este gasterópodo que se está estudiando, dado que todavía no está publicado el estudio en una revista científica. No sabemos si se trata o no de una nueva especie, pero nos adelanta que los caracoles de esta especie acuática presenta dos morfos en cuanto a su concha, uno de tono crema y otro de color marrón negruzco, ambos con dibujos rayados.

Recorrimos el mismo tramo de ribera que hace cuatro años, tomando muestras en diferentes enclaves (estación de aforo, azud de la fábrica de mantas, puente romano y puente ratero).

  

  

Los malacólogos observaron la preocupante ausencia de C. hinzi en el manantial del parque y en el canal que conecta con el río Jiloca, tal vez debida a los trabajos de limpieza. En cambio, este pequeño hidróbido endémico estaba bien presente en el cauce del río.

Al levantar los cantos se observaban los gasterópodos bien adheridos, pero también planarias (platelmintos) y gambas de agua (crustáceos).


En la interfase entre el limo y el agua, en una zona de escasa corriente, encontramos un ejemplar de un gasterópodo succinéido (Succinea putris u Oxyloma elegans) de hábitos anfibios.


Y, sobre todo, numerosísimos ejemplares del hidróbido alóctono Potamopyrgus antipodarum (caracol neozelandés del lodo), incluido en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras.


Las muestras de los caracoles objeto de estudio en esta prospección fueron recogidas en frascos y conservadas en diferentes medios (mentol y alcohol puro) antes de enviarlas para su estudio a un laboratorio de Alemania. Ahora solo falta esperar a los resultados.

Es una gran suerte que los científicos pongan su atención en los moluscos acuáticos (¡tan desconocidos!) del río Jiloca. ¡Gracias! 

1 comentario:

Jesus Lechon dijo...

No se que me ha gustado mas, si lo que cuentas, si la foto del rio en todo su esplendor o descubrir la palabra "malacología"

Recuerdos